Tres Hábitos que Inducen el Estrés – Maniquíes

  1. Salud
  2. Salud Mental
  3. Manejo del Estrés
  4. Tres Hábitos que Inducen el Estrés

Libro Relacionado

Stress Management For Dummies, 2ª Edición

Por Allen Elkin

Gran parte de su estrés podría ser causado por sus propios procesos de pensamiento. A continuación se presentan tres hábitos que pueden inducir al estrés: saltar conclusiones, necesidad de tener el control y autoevaluación.

Conclusión: el salto lleva al estrés

Saltar a una conclusión catastrófica puede inducir preocupación y estrés adicionales. A menudo se puede llegar a una conclusión sin tener todas (o a veces ninguna) de las pruebas. Considere estas interpretaciones preocupantes:

  • “Todo el mundo parece estar evitándome, ¡probablemente porque me van a despedir!”
  • “Aún no me ha devuelto la llamada, así que no debo gustarle.”
  • “¡Este dolor de cabeza significa que tengo un tumor cerebral!”
  • “¡Porque me fue mal en este último examen, nunca entraré en una buena escuela!”
  • “¡Nunca encontraré a nadie que quiera estar conmigo!”

Cuando saque conclusiones precipitadas, podría estar induciendo estrés innecesario. Trate de examinar sus conclusiones conscientemente. ¿Podría tener razón? Claro. ¿Tienes razón? Probablemente no. Pregúntate a ti mismo:

  • “¿Realmente tengo alguna prueba sólida de que mi preocupación es cierta?”
  • “¿Podría convencer a un jurado de mis pares de que mi preocupación tiene sentido?”
  • “Si una buena amiga me dijera lo mismo, ¿apoyaría sus conclusiones negativas?”
  • “¿He sacado conclusiones apresuradas en el pasado y luego me he dado cuenta de que estaba muy equivocado?”

La incertidumbre y la falta de control conducen al estrés

Desgraciadamente, nuestro mundo está lleno de incertidumbre. Y cuando no estás seguro, te sientes fuera de control. La sensación de no tener control puede desencadenar fácilmente el estrés. Le gustaría tener control sobre los eventos desagradables e inquietantes de su vida, pero con frecuencia no puede.

Es posible que se sienta mucho más estresado de lo necesario. Llegar a sentirse más cómodo con la incertidumbre y la falta de control es una parte esencial de su programa de manejo del estrés.

El primer paso para sentirse más cómodo al no tener control es reconocer el alcance de su control.

Tómese un momento para completar este pequeño ejercicio. Utilice esta sencilla escala de puntos:

¿Hasta qué punto puede controlar los siguientes eventos o circunstancias? Para cada situación, califique la cantidad de control que realmente tiene sobre el evento (de 1 a 5, por ejemplo).

Entiendes el punto. Usted puede estar increíblemente limitado cuando se trata de controlar su mundo y a aquellos que viven en él. Así que, la próxima vez que se encuentre en una situación potencialmente estresante, pregúntese: “¿Cuánto control tengo realmente en esta situación?

Si su respuesta es “no mucho”, hágase una segunda pregunta: “¿Entonces por qué estoy tan estresada?” A veces, el simple hecho de reconocer que no tiene control puede reducir su nivel de preocupación. Porque no puedes cambiarlo, tal vez puedas aceptarlo. Preocuparse no ayudará.

Tenga cuidado con la autoevaluación que crea estrés

Una de las fuentes más importantes de angustia y preocupación en la vida de las personas es la autoevaluación. Usted se autoestima cada vez que equipara la forma en que se valora a sí mismo (su autoestima) con su desempeño, su estatus social, sus logros, su apariencia, su inteligencia o cualquier otro rasgo o habilidad.

Usted también se autoestima cuando vincula la aprobación de los demás a su propio sentimiento de autoestima. La preocupación entra en escena cuando no estás seguro de si tienes lo que sientes que son las cualidades necesarias para mantener el ego, o cuando sientes que puedes perder la aprobación de los que te rodean. Para reconocer si su preocupación es el resultado de la autoevaluación, hágase las siguientes preguntas:

  • ¿Estoy demasiado preocupado por lo que los demás piensen de mí?
  • ¿Estoy demasiado preocupado por no hacerlo bien?
  • ¿Siento que mi valor depende del título de mi trabajo?
  • ¿Siento que mucho de mi autoestima está ligada a cómo me ven los demás?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *