Técnicas de relajación de yoga – maniquíes

  1. Salud
  2. Ejercicio
  3. Yoga
  4. Técnicas de relajación de yoga

En el yoga, la relajación se refiere al aflojamiento de la tensión corporal y mental. Mantener los músculos en un estado de alerta constante gasta una gran cantidad de su energía, que luego no está disponible cuando sus músculos son llamados a funcionar realmente.

La relajación consciente entrena los músculos para liberar su agarre cuando no los usa. Esta relajación mantiene a los músculos sensibles a las señales de su cerebro diciéndoles que se contraigan para que usted pueda realizar todas las innumerables tareas de un día ajetreado.

Consejos para una práctica exitosa de relajación de yoga

La relajación es un esfuerzo consciente que se encuentra en algún lugar entre el esfuerzo y el no esfuerzo. Para relajarse verdaderamente, usted tiene que entender y practicar la habilidad. Intente lo siguiente:

  • Practique en un ambiente tranquilo donde es poco probable que le molesten los demás o el teléfono.
  • Trate de colocar una almohada pequeña debajo de la cabeza y una grande debajo de las rodillas para apoyo y comodidad en la posición supina o acostada.
  • Asegúrese de que su cuerpo permanezca caliente. Si es necesario, caliente primero la habitación o cúbrase con una manta. En particular, evite acostarse en un piso frío, lo cual no es bueno para sus riñones.
  • No practique técnicas de relajación con el estómago lleno.

Relajación profunda en el yoga: La postura del cadáver

La más simple y sin embargo la más difícil de todas las posturas de yoga es la postura del cadáver, también ampliamente conocida como la postura del muerto. La postura del cadáver es un ejercicio de la mente sobre la materia. Los únicos accesorios que necesitas son tu cuerpo y tu mente.

Así es como se hace la pose del cadáver:

  1. Acuéstese boca arriba, con los brazos extendidos y relajados a los lados, con las palmas hacia arriba (o lo que le parezca más cómodo), y coloque una almohada pequeña debajo de la cabeza si necesita una y otra grande debajo de las rodillas para mayor comodidad.
  2. Cierra los ojos.
  3. A algunas personas les resulta útil imaginarse tumbadas en la arena blanca de una playa soleada.
  4. Respira hondo un par de veces, alargando la exhalación.
  5. Haga lo mismo con los músculos de las pantorrillas, la parte superior de las piernas, los glúteos, el abdomen, el pecho, la espalda, las manos, los antebrazos, la parte superior de los brazos, los hombros, el cuello y la cara.
  6. Periódicamente escanee todos sus músculos desde los pies hasta la cara para verificar que estén relajados. También relaja la boca y la lengua.
  7. Concéntrate en la creciente sensación corporal de no tener tensión y deja que tu respiración sea libre.
  8. Al final de la sesión, antes de abrir los ojos, forme la intención de mantener la sensación de relajación el mayor tiempo posible.
  9. Abra los ojos, estírelos perezosamente y levántese lentamente, practique de 10 a 30 minutos; cuanto más larga sea la duración, mejor.

Usar yoga para relajarse antes de dormir

Si desea disfrutar de un sueño profundo o está experimentando insomnio (pero no quiere contar ovejas), el siguiente ejercicio puede ayudarle. Muchas personas no llegan al final de esta técnica de relajación sin dormirse.

Para este ejercicio, usted necesita los siguientes accesorios: una cama u otro lugar cómodo para dormir, dos almohadas y una o dos mantas. Espere de cinco a diez minutos. Siga estos pasos:

  1. Prepárese para dormir y métase en la cama, tumbado de espaldas debajo de las mantas; las piernas pueden estar rectas o dobladas en las rodillas con los pies apoyados en el colchón.
  2. Coloque una almohada debajo de la cabeza y tenga la otra cerca.
  3. Con los ojos cerrados, comience a respirar por la nariz, haciendo que su exhalación sea el doble de larga que su inhalación. Además, no trate de dirigir su respiración a ninguna parte de su cuerpo. Deje que la relación de respiración de 1:2 sea sin esfuerzo, algo que usted pueda mantener.
  4. Permanezca boca arriba durante ocho respiraciones, luego gírelo hacia el lado derecho y coloque la segunda almohada entre las rodillas, ahora use la misma proporción de 1:2 para 16 respiraciones.
  5. Finalmente, voltéese hacia su lado izquierdo, con la segunda almohada todavía entre sus rodillas, y use la proporción 1:2 para 32 respiraciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *