Seis maneras de pasar de la quiebra a la riqueza

Foto, Ryasick/ Getty Images.

1. Automatice sus ahorros

Si todo su sueldo va directamente a su cuenta bancaria, es fácil gastarlo todo. Pídale a su banco que establezca transferencias automáticas el día de pago, y ponga algo de dinero en una cuenta de ahorros, TFSA o RRSP. Estrategia de ahorro: Comience con tan sólo el 5 por ciento de su ingreso total y se sorprenderá de lo rápido que se acumula. En seis meses, mira si puedes permitirte guardar aún más.

2. Revisar y reducir las tarifas de servicio

Desde su factura telefónica hasta su tarjeta de crédito y cuentas bancarias, es posible que esté pagando por servicios que no utiliza o que podrían ser más baratos en otro lugar. Estrategia de ahorro: Llame a sus proveedores de servicios para cancelar todo lo que no usa y pida paquetes que puedan reducir su factura mensual.

3. Regálese (¡gratis!)

¿Cuántas veces has justificado un café con leche de 4 dólares o un par de vaqueros caros? Es fácil pensar que mereces una indulgencia aquí y allá, pero no la mereces si no puedes permitírtelo. Estrategia de ahorro: Cubra su café casero con un poco de crema batida o organice una fiesta de intercambio de ropa – después de todo, la basura de una mujer es el tesoro de otra mujer.

4. Construir mejores hábitos

¿Alguna vez te encuentras en el supermercado sin una lista, así que terminas comprando un frasco de salsa para pasta por si acaso; o comprando una tercera camisa negra porque tu armario es un desastre y no puedes encontrar la que sabes que está ahí en alguna parte; u olvidándote de pagar tus cuentas porque están perdidas en ese montón de desorden en tu escritorio? La desorganización le cuesta dinero – ¡especialmente en cargos por retraso! Estrategia de ahorro: Identifique dónde está gastando dinero innecesariamente, para que sepa dónde ahorrar. Trate de crear una lista semanal de compras, comprar su propio vestuario y designar un lugar para las facturas para que se paguen a tiempo.

5. Establezca un límite de gastos

Tus amigos salen a cenar por $150, y tú te acompañas; tu mejor amiga compró un bolso de $200, así que tú también compraste uno. ¿Te suena familiar? El hecho de que tus amigos lo estén haciendo no significa que tengas que seguirlo, especialmente si significa que tienes que meterte en un agujero financiero más profundo. Estrategia de ahorro: Dése una asignación para ropa y entretenimiento y no supere su límite. Si los fondos son escasos, busque otras maneras de pasar el tiempo con sus amigos, como cenas en casa o ir de excursión.

6. Cree metas realistas

Ya sea que desee comprar una casa, aumentar sus ahorros de jubilación o iniciar un negocio, es difícil saber cuánto ahorrar si no tiene una meta clara en mente. Estrategia de ahorro: Averigüe cuáles son sus metas y luego calcule cuánto necesita (y puede) ahorrar para lograrlas. Si usted encuentra esta tarea desafiante, no tenga miedo de obtener la ayuda de un planificador financiero; ¡para eso están ahí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *