La EM y la crianza de los hijos: Permita que los niños sean niños

Las mamás y los papás con esclerosis múltiple (EM) a veces necesitan buscar ayuda en otras personas – sus parejas, hijos, miembros de la familia extendida y amigos – para sus actividades diarias o su cuidado. Pero a veces, a los niños se les dan más responsabilidades de cuidado de las que pueden manejar. Aunque esto no sucede a menudo, es importante enfatizar que los niños necesitan ser capaces de ser niños – no adultos en miniatura.

A continuación encontrará varios consejos sobre cómo evitar sobrecargar a sus hijos.

  • Evite asignar demasiadas tareas. Tener tareas en casa no es un problema para los niños. Muchos niños que tienen un padre con EM terminan haciendo unas cuantas tareas domésticas más que sus compañeros, pero por lo general no es gran cosa, especialmente si todos los miembros de la familia colaboran y las tareas se hacen de forma rotativa, de modo que a nadie le importan mucho las que son desagradables. El problema comienza cuando las tareas domésticas interfieren con las tareas escolares, las actividades sociales, los deportes y otras actividades que son importantes para el desarrollo y el bienestar del niño. Por lo tanto, si sus hijos no tienen tiempo para hacer sus propias cosas, usted probablemente necesite reevaluar y ajustar la situación.
  • Tenga cuidado de no acumular demasiada responsabilidad. Desarrollar un sentido de responsabilidad es saludable para los niños. Sin embargo, el hecho de que se les den responsabilidades que son más de lo que pueden manejar no lo es. Los niños se ponen ansiosos cuando sus expectativas exceden sus habilidades, particularmente cuando creen que su seguridad y bienestar dependen de ellos, desarrollar un sentido de responsabilidad es algo bueno, pero demasiado de algo bueno no es saludable para ningún niño. Si necesita más ayuda de la que sus hijos pueden proporcionar con seguridad y confianza, hable sobre sus opciones con su equipo de atención médica y llame a la Sociedad Nacional de EM (800-FIGHT-MS o 800-344-4867) para obtener consejos sobre cómo encontrar ayuda en su hogar.
  • Establezca límites. A veces, los niños, en particular los de padres solteros, terminan teniendo que proporcionar más cuidados personales de los que son apropiados. Por ejemplo, una madre o un padre que necesita ayuda para vestirse, bañarse o ir al baño (incluyendo cateterismo intermitente), puede pedir ayuda a un hijo o una hija Aunque este tipo de situación a veces es inevitable, los niños pequeños y los adolescentes no deben estar involucrados en el cuidado íntimo de un padre porque es demasiado incómodo tanto para el padre como para el niño. Se debe hacer todo lo posible para hacer otros arreglos, ya sea reclutando la ayuda de familiares adultos o contratando a alguien para que preste la asistencia.
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *